Boca sana, sonrisa bonita Imprimir

Medicina
Vota Resultado    210 Votos

Boca sana, sonrisa bonitaEl 90% de los españoles tiene caries y un 70% gingivitis.
Pero los avances son muchos. ¿La primera medida? La higiene dental y la visita al dentista.
 
Cuando nuestra dentadura está sana, significa que disfrutamos de buena salud bucodental. Además, es una importante tarjeta de presentación a la hora de relacionarnos con los demás. «Los dientes, junto con las encías, lengua, mucosa oral, maxilares, labios y articulaciones temporomandibulares, constituyen la boca. Se trata de un sistema, llamado estomatognático, que forma parte del aparato digestivo y es la puerta de entrada de alimentos, aire, gérmenes...», explica el dr. José Manuel García Pérez, estomatólogo de la clínica Arco (Madrid).

Una de sus funciones es la deglución. Así, una correcta masticación de la comida facilita la digestión y evita ciertos trastornos estomacales. Pero sólo se puede hacer cuando los molares están en buen estado. En la cavidad bucal hay 500 tipos de bacterias que se pegan a los dientes y crean la placa. Si no se controla con una buena higiene bucal, causa dos de los problemas que más afectan: la caries y la enfermedad periodontal. Para la OMS, la primera de ellas es la patología infecciosa más extendida entre la población mundial. Así, un 90% de los españoles tienen caries y un 70% gingivitis, según la Fundación Dental Española.


Los problemas más comunes, últimos tratamientos

Boca sana, sonrisa bonita CARIES DENTAL:  
es una enfermedad infecciosa que destruye los tejidos duros del diente (esmalte, dentina y cemento), a causa de la placa bacteriana que se adhiere a la pieza dental.
Tratamiento: los especialistas denominan obturación al popular empaste. «Consiste en retirar la parte cariada, limpiar la zona afectada y rellenar la cavidad con materiales de restauración. Se suelen usar resinas compuestas (composite) del color del diente», señala el dr. García Pérez. 


 GINGIVITIS:  
se trata de una inflamación de las encías provocada por depósitos de placa bacteriana o por cualquier tipo de lesión (puede producirla el cepillado o el uso de seda dental fuerte).
Tratamiento: en primer lugar, el dentista realiza una limpieza dental al paciente y, después, le enseña las técnicas de cepillado y la forma de empleo de la seda dental. También le recomienda el enjuague bucal antibacteriano o antiinflamatorio apropiado en su caso para reducir la hinchazón en las encías y las molestias. 


 PERIODONTITIS:  
la responsable de esta enfermedad –mal llamada piorrea– es la gingivitis en fase avanzada. Produce inflamación e infección de los ligamentos y huesos que sostienen los dientes. Afecta al 50% de los adultos, según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración.
Tratamiento: está en función del tipo de periodontitis (temprana, moderada o severa). En el periodo inicial suele ser suficiente un raspaje para eliminar la placa y el sarro de los dientes, acompañados de una periódica higiene bucal y colutorios antimicrobianos.



Avences técnicos: implantes, blanqueamientos, ...

Boca sana, sonrisa bonita PULPITIS:  
se trata de la inflamación de la pulpa dentaria (tejido blando, fibroso y vascularizado del interior de la corona y la raíz del diente) que produce dolor. Lo causan las caries y los traumatismos.
Tratamiento: «La técnica para eliminar la pulpa dental se llama endodoncia y es un acto quirúrgico. Consiste en extraer los tejidos interiores del diente (pulpa dental) afectado, limpiar tanto la cámara pulpar como los conductos de la raíz y rellenarlos con un material llamado guttapercha», aclara el dr. García Pérez. 


 BRUXISMO:
este término define una función anormal de los músculos de la masticación, que se produce de forma involuntaria. «Estriba en apretar, desplazar o rechinar los dientes superiores y los inferiores», afirma la dra. Isabel Mulet Cano, odontóloga de las clínicas Vital Dent.
Tratamiento: «Al ser una alteración neuromuscular, se trata primero con medicamentos analgésicos y miorrelajantes durante cinco días. Así el paciente encuentra alivio inmediato. Después se confecciona una placa miorrelajante –especie de férula de descarga– que el paciente utiliza sólo cuando duerme y que usará de tres a seis meses», añade la dra. Mulet. 


 OTRAS ALTERACIONES FRECUENTES:  
dientes en mal estado, falta de una o más piezas, etc. debido a traumatismos, enfermedades de las encías, caries... Tratamiento: las coronas se emplean para cubrir piezas rotas, sometidas a endodoncias, implantes... El puente puede sustituir de uno a dos dientes. «Las nuevas estructuras de las piezas son de circonio, que es un metal blanco, biompatible, que se recubre de cerámica », explica el dr. García Pérez. 


Boca sana, sonrisa bonita PÉRDIDA DE DIENTES:  
se pueden perder por mala salud bucodental (periodontitis o caries no tratadas a tiempo), traumatismos...
Tratamiento: frente a la prótesis dental esquelética o con paladar (clásica dentadura postiza), se cuenta hoy en día con el implante dental (elemento de titanio que se instala con cirugía en el maxilar). «Antes de hacer uno, se valora la salud bucal y general del paciente. Se realiza un TAC del maxilar para analizar la cantidad y densidad del hueso y, tras su estudio, se confecciona una férula quirúrgica para insertar el implante de la forma más precisa y menos invasiva», dice el doctor, que por su parte prefiere cimentar el pilar y la corona al implante, en vez de usar tornillos que puedan aflojarse y permitir la proliferación de bacterias. 


 MAL POSICIÓN DENTARIA:  
se refiere a las irregularidades de los dientes (mal alineados, torcidos o montados), la mordida (mala oclusión) y los maxilares. Y afecta a personas de cualquier edad.
Tratamiento: para colocar las piezas dentarias en su sitio se utiliza la ortodoncia. Consiste en la aplicación temporal de un aparato corrector removible (férula de plástico que encaja en el paladar y se sujeta a los dientes con ganchos) o fijo (alambres que se fijan a los dientes con una piezas llamadas brackets). Por otro lado, también existe la técnica de la ortodoncia invisible. «Se realiza con una serie de férulas transparentes y secuenciales que el paciente usa según se van produciendo los cambios dentarios », explica la dra. María Luisa Márquez Pinteño, odontóloga de la clínica Arco, de Madrid. 


 DIENTES AMARILLENTOS:  
La dentadura de color amarillento, grisáceo... o con manchas afea la estética de la boca.
Tratamiento: el blanqueamiento dental es una técnica de odontología cosmética. «En general, se basa en la aplicación de un gel blanqueador, que contiene peróxido de carbamida o hidrógeno, sobre la superficie dental. Antes se aislan las encías. El gel se activa mediante luz», según el dr. García Pérez. Un blanqueamiento menos potente se puede hacer en casa bajo supervisión médica. Boca sana, sonrisa bonita
Etiquetas:boca