Décalogo para saber cómo cuidar la estrella de Navidad.

flor-de-pascua250.jpgComo cada Navidad las flores de Pascua vuelven a todos los hogares como símbolo de estas fiestas tan especiales. Los profesionales del área botánica de Palmitos Park nos dan un decálogo con útiles consejos de jardinería.

1. Temperaturas. Lo primero que hay que tener en cuenta si se quiere conservar la flor de Pascua durante un periodo de tiempo mayor al navideño es situar la planta en un lugar con temperaturas constantes, de entre 15 y 25 grados.

2. Iluminación. Si la planta de invierno está completamente integrada y adaptada al lugar, el nivel de luz no es de vital importancia, aunque siempre son más aconsejables los lugares iluminados, sobre todo, en el periodo de floración. Según apunta Roberto Vélez, experto del área de botánica de Palmitos Park “los balcones son el lugar ideal para este tipo de planta”.

3. El riego. Al principio debe ser abundante pero siempre cuando la tierra haya absorbido por completo el agua del último riego. Se debe aumentar la cantidad de agua al situarla en la nueva ubicación, durante el verano y en la floración.

4. Cuidado de las hojas. Otro de los cuidados esenciales si se quiere conservar su buen aspecto es evitar rociar con agua las hojas de color rojo para que no salgan manchas o se decoloren.

5. Trasplante: Aunque son plantas de interior, tras las fiestas navideñas se pueden trasplantar al jardín o a lugares donde no reciban excesiva luz solar, lo cual mejorará su mantenimiento, pudiendo llegar a formar un arbusto de hasta cinco metros”. 6. Altura: Si conservamos la flor de Pascua en una maceta, su altura máxima puede llegar a alcanzar los 50 cm.

7. Sol y sombra: En la época posterior a la floración, a partir de febrero, es bueno que le dé el sol, pero poco. “Regar una vez a la semana y abonar siempre con un abono suave, a poder ser biológico, va a ser muy beneficioso para nuestra planta”, apunta Vélez.

8. Poda: Desde el área de botánica de Palmitos Park, destacan que la poda tiene que ser a primeros de año. “Al tratarse de una planta muy mimosa debemos darle muchos cuidados si queremos mantenerla en perfecto estado”.

9. Protección: Como son de arbustos de leche, la planta segrega una sustancia de autoprotección en rama y hojas bastante corrosiva que la defiende de posibles mordiscos de animales.

10. Abono: Las dos épocas en las que se tiene que abonar son febrero- marzo, usando abono de crecimiento, y octubre- noviembre, con un abono específico de floración.

 

Y además...

Todo sobre jardinería

Más consejos sobre la flor de Pascua

Flores de invierno

Todos los trucos sobre plantas

Ana Palicio
21/12/2010
Comentarios
Añadir nuevo
+/-
Agrega tu comentario
Tu nombre:
Tu dirección de correo:
 
Título:
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.