Pintar la pared con esponja

Pintar la pared con pintura aguada es una técnica pictórica que consiste en mezclar en distintos grados de agua, generalmente misma proporción de agua y pintura. También llamada pintura lavada.

La idea de este tipo de pintura es que no quede consistente.

Se aplica con brocha ancha y se debe hacer de una mano, no esperar a que ciertas zonas sequen.

La dificultad y a la vez, la belleza de esta técnica, consiste en saber diluir correctamente la tinta y plasmar sobre pared las distintas franjas entre la luz directa y la sombra total.

Y ADEMÁS...

Bricolaje: consejos antes de pintar

¡Adiós al olor a pintura!

Cómo pintar una pared lisa rápidamente

Cómo mantener fresca la pintura

 

 



 

Otras fotos de la galería

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.