Para lavar los pañuelos de fibra o de seda natural, pon en un barreño un litro de agua con una cucharada de sal, una de amo- níaco y otra de detergente. Sumerge el pañuelo durante unos minutos y aclara inmediatamente con agua y sal. En el caso de manchas rebeldes, frótalas con percloroetileno y vuelve a lavar de la forma anterior. Lo mejor es plancharlos húmedos. Fulares
06/03/2007
Comentarios
Añadir nuevo
+/-
Agrega tu comentario
Tu nombre:
Tu dirección de correo:
 
Título:
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.