Vota Resultado    192 Votos

Seguro que en casa tienes unos alfileres... ¡no necesitas más!

magia-caseraLas sacerdotisas de Diana y  Afrodita, en la antigua Roma, utilizaban frecuentemente en sus ritos mágicos agujas y alfileres. Entre la medianoche y el alba, arrojaban un número indeterminado de agujas en un barreño sagrado lleno de agua lustral. Las agujas que flotaban indicaban amores felices, viajes afortunados, batallas gloriosas y todo tipo de venturas, mientras que las que se sumergían, auguraban problemas y desgracias. También, y según la dirección en que hubieran quedado orientadas, las sacerdotisas podían reconocer personas concretas, lugares y momentos.

Esta extraña forma de adivinación quedó olvidada en Europa hasta que reapareció en la Bretaña francesa en el siglo XIX y fue muy utilizada por comadronas y parteras y es la que ha llegado, con algunas variaciones según el lugar en donde se practique, hasta nuestros días.

Éste método de adivinación se llama acutomancia y es empleado sobre todo por la etnia gitana. Aunque se recomienda utilizar 13 agujas o alfileres, lo importante es que sea un número impar (3, 5, 7, 9, 11...).

¿Cómo se hace?

Se cogen las agujas o alfileres con la mano derecha y se tiran sobre una superficie lisa mientras se hace una pregunta de futuro.

Para interpretar la respuesta hay que analizar las figuras que forman pero, en general, si caen en un montón todos juntos la respuesta es NO y si caen dispersos es SÍ.

Si caen muchos en horizontal, nos espera un futuro de armonía y equilibrio y si caen la mayoría en vertical, augura problemas y dificultades, rupturas y separaciones.

Ten en cuenta también otras figuras:
-Una cruz (+): augura problemas de salud, algún accidente, un contratiempo importante. Las cosas se cruzan, mal augurio.
-Un aspa (X): suerte en todo.
-Estrella: llegan cambios provechosos y una mejora económica inesperada.
-Una H: buen augurio amoroso. Anuncia boda, una relación estable, mucho amor.
-Dos agujas paralelas y juntas (II): hablan de una ruptura importante, de problemas y discusiones que llevan al alejamiento definitivo.
-Un triángulo: predice engaños y traiciones. Alguien te está haciendo daño.
-Una V: augura éxito en todo lo que emprendas. La fortuna te sonríe.

 

Método del Sacromonte.

Es una variante del método anterior que utiliza 21 agujas y en vez de tirarlas en tierra se ponen en un plato sobre el que se vierte agua lentamente. Los gitanos dicen que el número de agujas que se crucen coincide con el de nuestros enemigos.

Si dejan el centro libre y forman un círculo, habla de amistades poderosas que te ayudarán a resolver los problemas.

Las agujas seguidas y en paralelo tienen que ver con los amores que te quedan por vivir, pero si son sólo tres hablan de un triángulo amoroso.

Si forman una estrella, la suerte está asegurada en el amor, especialmente si las cabezas de las agujas quedan en el centro.

Los triángulos hablan de disputas de pareja y desavenencias con los seres queridos.

Cuantas más agujas queden en el centro del plato, mejor te irá en los asuntos económicos y profesionales o de estudios.

Por Cristina Enríquez

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON ASTROLOGÍA

Los colores del aura

Horóscopo Maya

Aprende qué diosa rige cada mes

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.