Tener una vela encendida nos ayuda a atraer el dinero

velas_anticrisis.300.jpgEn casa o en el trabajo, tan sólo contener una vela encendida podemos mejorar nuestra situación económica y llamar al dinero.

Con velas, algo tan sencillo como tener una vela encendida en casa o en el trabajo puede ayudarnos mucho a atraer el dinero. Antes de encenderla pide un deseo y luego deja que se consuma del todo. Los colores más propicios son:

? Marrón. Da seguridad y confianza.

? Dorado. Aporta suerte y victoria.

? Verde. Atrae directamente el dinero, la abundancia y la fortuna.

? Naranja. Genera la energía positiva.

? Morado. Cuando la llegada del dinero está relacionada con la necesidad de autoconfianza o de reforzar tu liderazgo y autoridad.

? Negro. Estas velas no tienen muy buena fama pero, en contra de lo que se cree, nos pueden servir para cerrar un ciclo malo y para eliminar la negatividad.

? Blanco. Es la vela comodín. Nos vale para cualquier deseo y para limpiar la casa de mala energía. Basta encenderla y recorrer la casa con ella, habitación por habitación.

Receta:

? Coge una vela blanca o del color que desees, graba en ella con una aguja o palillo el dibujo de un trébol de cuatro hojas o el símbolo del dólar. Luego, coge un bol o cuenco de cristal. Enciende la vela y deja caer un poco de cera en el fondo del bol, para pegar la base de la cera al cristal. Cuando la vela esté bien sujeta, pones un poco de agua y añades pimienta negra y unas gotas de limón. Cada día, a la misma hora, enciende la vela, echa una moneda en el agua y pide que te llegue el dinero. Mantén encendida la vela un par de minutos y la apagas. Cuando se consuma la vela, la cambias por otra y las monedas que haya en el bol se las das a alguien que las necesite.

? Siéntate en una mesa y pon un vaso de agua a tu izquierda, uno de sal gorda a tu derecha y la vela que elijas en el centro. Coges en la mano izquierda una de las piedras o cristales que mejor vaya con tus intereses y enciende la vela. Pide con fuerza lo que deseas y después entierra la piedra en sal. Deja que la vela se consuma. Al día siguiente, enciende otra vela nueva, saca la piedra de la sal y, apretándola firmemente, pide tu deseo de dinero. Mete la piedra en el agua y deja que la vela se consuma. El tercer día, saca la piedra del agua y llévala encima como talismán.

Artículos relacionados:

Para atraer la fortuna

Por: Jaime Barrientos y Cristina Enríquez

Etiquetas:para, Google, vela, velas
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.